Buscamos siempre la satisfacción del usuario, la excelencia y la mejora continua; su fidelidad es nuestra mejor recompensaUtilizamos un lenguaje técnico; nuestro interlocutor lo valora especialmente y nos comprende perfectamenteSomos formadores, realizamos cursos Estamos especializados en la normativa que afecta a los SG ISO 14001 / EMAS / OHSAS 18001 / ISO 50001 Resolvemos todas las dudas técnicas y consultas sobre cumplimiento legal (500 - 600 / año)Somos expertos en legislación en Medio Ambiente, Prevención de Riesgos Laborales y Seguridad Industrial; nuestra obsesión es optimizar y garantizar su cumplimientoLas Entidades de Certificación / Acreditación suelen considerar nuestro servicio como punto fuerte en las correspondientes auditorías externasAsesoramos actualmente a casi 350 centros en toda España, algunos de ellos de enorme complejidad técnicaNo mantenemos ninguna relación contractual con otras empresas de consultoría/certificación. Somos totalmente independientes, lo que aporta total confianza y credibilidadEstamos constantemente al corriente de las novedades legislativas, extractamos sus requisitos, los asignamos de forma personalizada y los interpretamos técnicamenteRealizamos frecuentes mejoras en nuestra base de datos para aumentar sin coste adicional alguno su valor añadido
Buscamos siempre la satisfacción del usuario, la excelencia y la mejora continua; su fidelidad es nuestra mejor recompensa
Utilizamos un lenguaje técnico; nuestro interlocutor lo valora especialmente y nos comprende perfectamente
Somos formadores, realizamos cursos "in company training" y también cursos "públicos" abiertos
Estamos especializados en la normativa que afecta a los SG ISO 14001 / EMAS / OHSAS 18001 / ISO 50001
Resolvemos todas las dudas técnicas y consultas sobre cumplimiento legal (500 - 600 / año)
Somos expertos en legislación en Medio Ambiente, Prevención de Riesgos Laborales y Seguridad Industrial; nuestra obsesión es optimizar y garantizar su cumplimiento
Las Entidades de Certificación / Acreditación suelen considerar nuestro servicio como punto fuerte en las correspondientes auditorías externas
Asesoramos actualmente a casi 350 centros en toda España, algunos de ellos de enorme complejidad técnica
No mantenemos ninguna relación contractual con otras empresas de consultoría/certificación. Somos totalmente independientes, lo que aporta total confianza y credibilidad
Estamos constantemente al corriente de las novedades legislativas, extractamos sus requisitos, los asignamos de forma personalizada y los interpretamos técnicamente
Realizamos frecuentes mejoras en nuestra base de datos para aumentar sin coste adicional alguno su valor añadido

Vamos a instalar un nuevo compresor y una nueva caldera de vapor. ¿Qué legalización y revisiones reglamentarias nos aplicarán con el nuevo Rde 2060/2008 que sustituye al anterior Rde 1244/1979?

A) Primero hay que clasificar el equipo:

a.1) si el fluido es peligroso, como el gas o amoníaco, se considera de grupo 1.
Se excluyen los de V < 1 litro cuyo P·V < 25 (bares · litro) o P < 200 bares.

a.2) si el fluido es no peligroso, como el aire , se considera de grupo 2.
Se excluyen los de V < 1 litro cuyo P·V < 50 (bares · litro) o P < 1.000 bares.

a.3) además es preciso ir al anexo II del Rde 769/1999 y clasificar el equipo en la categoría I, II, III o IV.
Esta clasificación depende de la P máxima admisible del equipo de su volumen y del tipo de fluido (grupo
I o II). Hay muchas posibilidades, por lo que es preciso ir caso por caso conociendo las características
técnicas de los equipos. Por ejemplo, y generalizando:

a.3.1) fluidos peligrosos:
- categoría I si 25 >= P·V < 50
- categoría II si 50 >= P·V < 200
- categoría III si 200 >= P·V < 1.000
- categoría IV si P·V >= 1.000
P·V en bares · litro

a.3.2) fluidos no peligrosos:
- categoría I si 50 >= P·V < 200
- categoría II si 200 >= P·V < 1.000
- categoría III si 1.000 >= P·V < 3.000
- categoría IV si P·V >= 3.000
P·V en bares · litro

Nuestra recomendación es que la Empresa instaladora o una EIC/OCA clasifique adecuadamente cada
equipo debido a la potencial complejidad del proceso y a las numerosas excepciones.

B) Después ya podemos saber el régimen de inspecciones - controles:

b.1) Tipo I-2 y II-2
Revisión nivel A cada 2 años y de nivel B por OCA cada 8 años.

b.2) Tipo I-1, II-1, III-2 y IV-2
Revisión nivel A cada 3 años, de nivel B por OCA cada 6 años y de nivel C por OCA cada 12 años.

b.3) Tipo III-1 y IV-1
Revisión nivel A cada 2 años, de nivel B por OCA cada 4 años y de nivel C por OCA cada 12 años.

Cabe recordar a su vez las diferencias entre los niveles de inspección:

Nivel A: Inspección en servicio.

Consistirá, al menos, en una comprobación de la documentación de los equipos a presión y en una completa
inspección visual de todas las partes sometidas a presión, accesorios de seguridad, dispositivos de control y
condiciones reglamentarias, no siendo necesario retirar el calorifugado de los equipos.

Si de esta inspección resultase que existen motivos razonables que puedan suponer un deterioro de la
instalación, se realizará a continuación una inspección de nivel B por un organismo de control autorizado.

Las inspecciones de nivel A serán realizadas por empresas instaladoras de equipos a presión de la categoría
correspondiente a la instalación o el fabricante o el usuario, si acreditan disponer de los medios técnicos y
humanos que se determinan en el anexo I para las empresas instaladoras, no siendo necesario poner fuera
de servicio el equipo o instalación a inspeccionar.

Nivel B: Inspección fuera de servicio.

Consistirá, como mínimo, en una comprobación de nivel A y en una inspección visual de todas las zonas
sometidas a mayores esfuerzos y a mayor corrosión, comprobación de espesores, comprobación y prueba
de los accesorios de seguridad y aquellos ensayos no destructivos que se consideren necesarios. Deberán
tenerse en cuenta los criterios de diseño de aquellos equipos a presión que puedan presentar fluencia lenta,
fatiga o corrosión, según lo indicado en los apartados 2.2.3 y 2.2.4 del anexo I del Real Decreto 769/1999, de 7 de mayo.

En los equipos o tuberías que dispongan de calorifugado no será necesario retirarlo completamente, siendo
suficiente seleccionar los puntos que puedan presentar mayores problemas (corrosión interior o exterior, erosión,...) para realizar las correspondientes aberturas de comprobación.

Las inspecciones de nivel B serán realizadas por los organismos de control autorizados, debiendo ponerse
fuera de servicio el equipo a presión o instalación a inspeccionar.

En el caso de tuberías, la inspección podrá realizarse sin dejar la instalación fuera de servicio, si pueden
realizarse las pruebas indicadas.

Nivel C: Inspección fuera de servicio con prueba de presión.

Consistirá, como mínimo, en una inspección de nivel B además de una prueba de presión hidrostática, en las
condiciones y presiones iguales a las de la primera prueba, o la indicada en el etiquetado expresado en el
apartado 3.3 del anexo I del Real Decreto 769/1999, de 7 de mayo, o cualquier prueba especial sustitutiva de
ésta que haya sido expresamente indicada por el fabricante en sus instrucciones o previamente autorizada
por el órgano competente de la comunidad autónoma correspondiente al emplazamiento del equipo o
instalación.
Utilizamos cookies para facilitar el uso de nuestra página web. Si navegas por la página, aceptas el uso de nuestras cookies. ACEPTO | Más información